RUGBY ALCALÁ SACA UNA VICTORIA IMPOSIBLE ANTE SANSE

Última actualización: Viernes, 05 Diciembre 2014

Tras la victoria en Alcobendas donde supuestamente ya se habían enfrentado a todos los favoritos, a falta de Hortaleza, el equipo alcalaíno ha dado un notable bajón en su juego y en sus resultados. Aunque de nuevo puso una victoria en su casillero sufrió como nunca para ganar por la mínima a un Sanse que hizo su mejor partido de la temporada y mereció la victoria tanto como su rival. Al final 12-10 y Alcalá sigue sumando pero los puntos bonus que se deja por el camino tienen a su máximo perseguidor, CRC Pozuelo, en el retrovisor.

Las cosas empezaron con los rojillos volcados en el ataque pero que una vez más han bajado su porcentaje de acierto cada vez que pisan campo contrario. Lo que a principio de temporada era llegar y marcar ahora es llegar y volver atrás sin puntos. Aún así la posesión era suya y en varias ocasiones estuvieron al borde del ensayo. Incluso Carlos tuvo un disparo a palos que se salió por poco y que no solo significaba tres puntos sino también marcar antes que el rival, algo que no es muy habitual en los complutenses.

Así las cosas, Sanse era paciente, defendía y aprovechaba sus balones para ir a campo contrario. En una de esas arrancadas el zaguero visitante Guillén aprovechó un golpe de castigo para tirar a palos, adelantar a los suyos (0-3) y marcharse al descanso.

Esa sería la tónica del encuentro, un Sanse que se plantaba muy bien atrás con una defensa numantina y un Alcalá que a pesar de tener el balón no encontraba los espacios. Así estuvieron durante 25 minutos más hasta que Carlos, a salida de un agrupamiento se coló entre la defensa y anotó el ensayo, que el mismo transformaría, para ponerse por delante (7-3). Sanse había dicho mucho en defensa pero se guardaba algo para el ataque.

Fue en una magnífica combinación entre el apertura ex internacional Marcos Inchausti y el ala Ramón Pérez cuando este último encontró un pasillo entre la defensa rojilla y se coló para ensayar, la transformación de Guillén daba la vuelta de nuevo al tanteo (7-10).

A los rojillos se les escapaba el partido pero en un último avance, cuando estaba todo perdido, el juvenil Víctor vio el hueco por el lado cerrado en un agrupamiento, salió con el balón sin marcaje y pudo posar el balón para una victoria agónica que mantiene líder a un Alcalá que parece pedir a gritos el descanso navideño para recuperar fuerzas y efectivos.